El campeón Vecchi regresó con todo